Disfrutá más el trekking usando bastones

Baston de senderismo o trekking

Hacer trekking en la Patagonia es muy gratificante, pero también puede resultar muy duro. Son muchas horas andando por la montaña, por terrenos muy irregulares y con bajadas y subidas muy pronunciadas donde las rodillas y tobillos sufren mucho. Lejos va quedando la idea, de que usar un bastón en montaña es sinónimo de persona mayor o con problemas físicos. Por fortuna, hoy día, su uso es tan general que se han convertido en una herramienta reconocida y valorada por los caminantes.

 

Bastones de trekking, una ayuda al caminar

Los bastones son un complemento que no puede faltar en tu equipo de trekking: estabilizan, dan apoyo extra y minimizan el esfuerzo realizado por piernas rodillas. En terrenos embarrados, con nieve o si llevamos una mochila pesada es conveniente hacer el uso de los bastones. En esta clase de terrenos adversos los bastones ayudan a no sobrecargar tanto los cuadriceps y disminuir el impacto en la rodilla y tobillo. Con la mochila pesada los bastones redistribuyen el peso entre manos y piernas y el peso extra se hace más llevadero. Y cuando se suman horas de caminata, se nota esa dosificación entre extremidades.

Básicamente, un bastón de trekking son dos o tres piezas metálicas, tubulares y huecas de distintas secciones, con elementos intermedios llamados “expansores”, que actúan como bloqueadores para determinar la longitud del bastón. Estas piezas intermedias pueden llevar a su vez sistemas de amortiguación en forma de muelles o resortes que disminuyen el impacto que sufren brazos y hombros. En la parte superior se encuentra el puño y la dragonera (la cinta de soporte a la muñeca). Este elemento es muy importante ya que nuestro impulso nace de ese extremo. En el lado opuesto se encuentra la punta y su roseta. Veamos las partes en detalle.

El puño: Lo podemos encontrar de distintos materiales y formas. Los más interesantes son de tipo goma por su poder adherente. Los muy plásticos, con sudor terminan resbalando, necesitando aumentar la fuerza para sujetarlos. Incluso existen también unos con apariencia de corcho pero seguimos recomendando los puños gomosos. Si dispone de un agarre ergonómico y bien marcado para los dedos, optimizará todo el esfuerzo aplicado y nos evitará alguna lesión.

Tubos: Lo ideal es la combinación de resistencia con ligereza. El asunto es que los muy livianos de tipo titanio sean muy caros, y los excesivamente baratos sean muy pesados. Por fortuna, el término medio ofrece combinaciones de metales (aluminio-acero) que aportan pesos adecuados a costos razonables.

Expansores: Los hay de plástico, metálicos y combinados con amortiguadores. Existe la posibilidad de que se forme polvo de carbonato de aluminio, como consecuencia de la humedad. Generalmente, si no se revisa, termina comiéndose la rosca del expansor. Como consejo de conservación, secar esta parte después de cada uso. Otro punto a tener en cuenta, para bloquear el bastón a medida hay que aplicar una tensión moderada, sin excederse en el esfuerzo.

Punta: Hay dos tipos de puntas, las de acero en los bastones de precio económico y las de widia en los de media y alta gama. Las diferencias se basan en su desgaste y el agarre que proporcionan. Para un uso moderado apenas lo notaremos. Con las puntas vienen las rosetas; las grandes para la nieve y las más pequeñas para tierra. Aconsejamos llevar siempre la roseta puesta para evitar que se nos introduzca el bastón en fisuras y termine doblado por nuestro impulso al caminar.

 

Disfrutá mejor el trekking usando bastones

Disfrutá mejor el trekking usando bastones

 

Bastones hay para todos los gustos, suelen estar hechos en aluminio, fibra de carbono o titanio y cuentan con dos o tres tramos para poder plegarlos y guardarlos en la mochila. Los hay con o sin amortiguación, si el terreno es con muchas piedras mejor con amortiguación, sino pueden aparecer ampollas, rozaduras y molestias en manos y muñeca. Ese amplio rango de características da como resultado una también amplia gama de precios, permitiéndonos así encontrar el más adecuado a nuestro presupuesto y necesidades.

Algo importante a la hora de adquirir unos bastones es que se adapten bien a nuestra mano, esto marcará que los bastones sean útiles o un auténtico suplicio. Como ya mencionáramos, los mangos de plásticos son los peores, mejor elegir unos de goma, y de última los de corcho. Que la punta pueda ser intercambiable va a definir la vida del bastón, hay bastones muy baratos, pero que en un par de caminatas se comen la punta y hay que cambiarlos. Si vamos por nieve, barro o terreno más blando la amortiguación no tiene mucho sentido.

 

Disfrutá más el trekking usando bastones

 

Como desventajas, no se aconseja un uso continuado de los bastones porque se puede perder la sensación de equilibrio y coordinación al tener cuatro apoyos, por eso en rutas largas se suelen alternar periodos de caminata con bastones y otros en los que no, dependiendo del terrenos y las características. Por otra parte, reduce el mecanismo de protección fisiológico de los músculos (elasticidad). Las fuertes presiones y los estímulos de elasticidad son muy importantes para la nutrición del cartílago articular y también para entrenar y mantener la elasticidad del rendimiento muscular. El uso continuo de bastones disminuye este importante estimulo fisiológico de elasticidad.

En definitiva, los bastones son una parte del equipamiento de trekking que no debe de faltar, no ocupan mucho peso ni espacio y son una ayuda muy agradecida a la hora de caminar, sobre todo cuando llevas más de 5 horas caminando. Animate a probarlos!

 

 

 

Dejá tu comentario +

No Comments

Dejá tu respuesta

* Required Fields.
Your email will not be published.