Villa La Angostura, zona de trekking en primavera

Primavera en Villa La Angostura

Con la llegada de la primavera, la localidad empieza a dejar atrás los deportes de invierno y ofrece un abanico de opciones. De a poco la nieve va cediendo a la tierra y el bosque comienza a redescubrir sus colores. El trekking se convierte entonces en una opción muy atractiva cuando asoman los colores primaverales.

La Angostura tiene la particularidad de contar con sendas para todos los niveles y muy cerca de la localidad: para acceder a gran parte de los senderos no es necesario recorrer km en auto. Desde el pueblo se pueden realizar caminatas cortas y lograr magníficas vistas sin demasiado esfuerzo.

La mayoría de los senderos están marcados y cuentan con cartelería. No obstante, en esta época, arriba de la cota 1.400 todavía hay nieve, por lo cual para algunas sendas de mayor dificultad se recomienda contratar un guía de montaña habilitado. Aquí, algunas opciones y tips de dos especialistas, Darío Remorino y Diego Meier.

Sin guía

Cerca de La Angostura se pueden hacer trekking cortos de baja exigencia. Diego Meier nos recomienda dos. Una caminata corta al brazo Última Esperanza que demanda, entre ida y vuelta, 2 horas y media. Al sendero se accede desde la ruta 231, metros después del mirador del Lago Espejo. Un cartel indica el inicio de la senda que en principio comparte con el acceso al Coihue El Abuelo. “Es una caminata muy linda y esta muy limpio el sendero”, dice Meier.

 

Otra opción es el camino antiguo desde el lago Espejo al lago Correntoso. Un sendero histórico que parte desde la casa del guardaparque del Espejo hasta una de las bahías del Correntoso. La caminata demanda una hora y no requiere guía.

Por su parte, el guía Darío Remorino recomienda el Valle del Ujenco, Valle del Bonito y Coihue El Abuelo, que ahora están sin nieve y señalizados. También apunta el sendero al Cerro Centinela en la zona de Huemul. Se accede desde la ruta 231 y está marcado. Tiene poca nieve y asegura que con calzado alto es suficiente. “Podés tener la experiencia en la nieve sin necesidad de raquetas, y no es necesario guía”, dice.

 

Recorridos clásicos que tampoco requieren guía: Bosque de Arrayanes, Cajón Negro, mirador Belvedere, Cascada Inacayal y cascada del río Bonito.

Otras opciones

Cerro Dormilón y noche en el refugio: el histórico espacio fue inaugurado en marzo pasado por el Club Andino de Villa La Angostura. Para llegar al cerro se debe cruzar en lancha el lago Nahuel Huapi. Es una excursión de dos días que incluye caminata con raquetas de nieve hasta el refugio. “Dormís ahí y podés ir a la cumbre”, agrega Meier. “No necesitás guía, pero al haber nieve es recomendable ir con uno porque la senda se puede perder. Hacer actividades de montaña en invierno o con nieve siempre lleva algún riesgo de avalancha”, dice.

Las caminatas con raquetas combinan el trekking con la sensación de andar sobre la nieve. Remorino detalla que en los cerros hay nieve sobre la cota 1.400 y que por ser de tipo “primaveral”, si no se camina con raquetas la persona se hunde más.

 

Otra opción es el cerro Mirador: se accede al sendero cruzando la Aduana, a unos 200 m del límite con Chile. Es una excursión de día entero hasta el hito del Mirador. Son más de 3 horas con raquetas de nieve y 4 km hasta el hito, pero el recorrido es muy llano. Desde arriba se ven 9 volcanes, el lago Puyehue y el Nahuel Huapi. Desde Bariloche muchos utilizan el circuito para esquí de travesías. En el hito hay dos metros de nieve acumulada. La caminata es de baja dificultad. El sendero no está señalizado y puede ser complicado, por lo cual se requiere el servicio de un guía. El costo de la salida para un grupo familiar de 4 es de $400 más el alquiler de las raquetas, que ronda los $30 por persona. Filo del cerro Bayo, Inacayal y Cajón Negro: aprovechando el medio de elevación, se sube a la cota 1.500. Desde allí se sube en raquetas y se va por el filo hasta el cerro Inacayal, se baja al Cajón Negro, y se vuelve al pueblo. “Tiene muchísimo atractivo visual…”, cuenta Remorino. LLeva un día entero –unas 6 ó 7 horas el recorrido completo o de 5 horas el más corto, por el Cajón Negro– y es de dificultad media. El costo para el grupo es de $400 y requiere el alquiler de raquetas de nieve.

Contacto: guiadarioremorino@netpagagon.net (AVLA)


Fuente y fotos: RioNegro.com.ar

Dejá tu comentario +

No Comments

Dejá tu respuesta

* Required Fields.
Your email will not be published.