Hidratate correctamente en tu proximo trekking

Las mochilas "camelback" permiten llevar más liquido cómodamente

Si te digo que somos agua no voy a estar descubriendo nada nuevo. Casi el 70% del cuerpo humano está formado por agua, y además la usa para sostener fu funcionamiento a pleno. Mantenerse hidratado es muy importante. Podrías vivir más de 40 días sin comer, pero no más de 10 sin líquidos! Obviamente, no esperamos pasarnos tanto tiempo sin beber, pero tener el tema presente te ayudará a disfrutar mejor tus salidas.

La idea general es esta: la necesidad de tomar agua es similar a la expulsión de la misma. Por eso, como la pérdida de agua durante el ejercicio aumenta debido al mayor calor corporal y la mayor transpiración, la necesidad de reponer lo perdido durante el esfuerzo es alta. Cuánto líquido perdemos dependerá de la intensidad del ejercicio, el tiempo durante el que se practique y la temperatura y la humedad ambiental. Cuando falta agua en el cuerpo, disminuye el rendimiento físico, y si ésta no es repuesta aparecen alteraciones aún más graves como el golpe de calor. Para que te des una idea, una pérdida del 2% del peso corporal en agua, reduce la capacidad de rendimiento en un 20 – 30%.

Algo a tener presente siempre es que la sensación de sed aparece mucho después que la deshidratación se haya iniciado. Lo indicado entonces es ir bebiendo líquido, en pequeñas cantidades (50 a 100 cm3 ) y con frecuencia a lo largo de la actividad (cada 15 a 20 minutos, por ejemplo). Tomar mucho y de golpe puede llevarnos a una sensación de hinchazón y, eventualmente, a vómitos.

Hidratarse al caminar es disfrutar mejor el trekking!

Hidratarse al caminar es disfrutar mejor el trekking!

Junto con el agua que perdemos transpirando, perdemos minerales. La disminución de potasio y magnesio en sangre y depósitos musculares trae aparejada debilidad muscular, desgano general, apatía, somnolencia, espasmos musculares, calambres y rigidez muscular. El agua tiende a eliminarse rápidamente por orina y no reponemos los minerales que se van perdiendo por el sudor. Pero si se bebemos agua más sales minerales e hidratos de carbono (en concentraciones de 8 a 10%), podremos además mantener un nivel alto de glucosa en sangre que es una fuente de energía alternativa.

Qué tipo de bebida nos conviene llevar entonces? Como ya vimos, el agua que hidrata es aquella que contiene sales minerales, sino, no hidrata. Ojo entonces con el agua de deshielo, va a hidratar menos que la de un lago debido a que para llegar al lago, transitó por muchos arroyos y ríos, y fue impregnándose de sales minerales de piedras, rocas, plantas, etc. Es una buena idea llevar sobres de jugo en polvo, para agregar al agua. Y lo ideal: bebidas isotónicas, como Gatorade. En mi caso personal, suelo salir también con el termo del mate!

Riñonera con dos botellas pequeñas, ideal para trekkings cortos

Riñonera con dos botellas pequeñas, ideal para trekkings cortos

Cómo llevar agua en las salidas de trekking? Yo suelo cargar una botella de 2 litros para una salida de un día en la mochila. Y llevo a mano una botella chica, o bien una cantimplora, que es mas manejable. Si te gusta andar mejor equipado, podés usar una de esas mochilas de hidratación, que te brindan además la posibilidad de ir tomando en la marcha mediante una pequeña manguera. Por favor, no tires las botellas vacías en el sendero, llevalas de vuelta.

Las mochilas "camelback" permiten llevar más liquido cómodamente

Las mochilas “camelback” permiten llevar más liquido cómodamente

Dos medidas adicionales de hidratación. Una es salir con frutas en la mochila, manzanas y duraznos son buenos para eso. Y por otro lado, aprovechá a consultar con los guardaparques cuando te informás sobre los senderos: es muy útil preguntar si los recorridos poseen cursos de agua donde poder recargar la botella, y su ubicación, cosa de no quedarnos sin agua en el medio del camino.

 

Dejá tu comentario +

No Comments

Dejá tu respuesta

* Required Fields.
Your email will not be published.