El sendero al lago Escondido, en San Martin de los Andes

Lago Escondido - San Martin de los Andes

El sendero al lago Escondido (que en este caso no es el que se encuentra en la ruta de los Siete Lagos) es, en realidad, un camino vehicular que parte de la ruta que conduce a la Villa Quila Quina. El tiempo de caminata está tomado desde ese punto, al que se accede en forma vehicular, y que dista 14 kilómetros de la ciudad de San Martin de los Andes.

El inicio de la senda no está señalizado. Verá a la izquierda un camino vehicular que se aparta internándose en el bosque, y un cartel negro con letras blancas y la leyenda “Propiedad privada. Asociación de Fomento Rural Curruhuinca”, que restringe el acceso a las tierras, pero no al lago, que es público.

Empezará a caminar por tierras de la comunidad mapuche, observando las precarias viviendas que utilizan de veranada, época del año que llevan los animales a la parte alta de las montañas para aprovechar las excelentes pasturas de los mallines de altura, entre arroyitos de deshielo, un compacto bosque de robles, cascaditas, y praderas florecidas, que bien valen el esfuerzo que demandan las cinco horas de ida y otras cuatro de vuelta que requiere el trayecto. Si bien hay agua suficiente para aprovisionarse, no está de más una caramañola con agua mineral; gorro, gafas protectoras, un buen calzado de trekking suficientemente probado, y abrigo para la vuelta. Indispensable llevar vianda y un par de sandalias para cruzar el vado del arroyo Grande.

Lago Escondido - San Martin de los Andes

Luego de un kilómetro encontrará una bifurcación, deberá continuar hacia la derecha alternando ascensos y descensos suaves, hasta dar con un enorme puente de troncos sobre un arroyo.

Un nuevo ascenso corto, una tranquera y a la izquierda una población rural. Una nueva tranque y luego un rápido descenso hasta encontrar el vado sobre el arroyo Grande.

Cambie su calzado para cruzar porque luego esperan cinco kilómetros de ascenso, y no le resultará nada cómodo hacerlos con los zapatos mojados. El camino toma a la izquierda. Encontrará dos vados pequeños, uno de ellos con un puente de troncos roto. Un kilómetro mas y verá el cartel que indica, a la derecha, el desvío a Ruca Ñire/Pucará , una de las sendas de trekking mas espectaculares de la región, muy transitada por extranjeros, que enlaza dichos lugares con las termas del lago Queñi y Hua Hum demandando entre tres y cinco días de caminata.

 

Lago Escondido - San Martin de los Andes

 

Continúe por el trazado vehicular. Tras un kilómetro de un ascenso agotador aparece la bajada al lago Escondido, un pequeño espejo de agua con una hermosa playa y juncos que asoman en la superficie.

El área es de camping libre, por lo que si decide pernoctar es imprescindible no arrojar residuos y apagar bien su fuego con agua.

Fuente: www.sanmartindelosandes.gov.ar

Dejá tu comentario +

No Comments

Dejá tu respuesta

* Required Fields.
Your email will not be published.